Aumento de senos

Realza tu figura

Descripción

La cirugía estética del pecho ayuda a muchas mujeres a sentirse más cómodas y seguras de sí mismas.

Factores como el paso del tiempo, la lactancia, la pérdida de peso o enfermedades como el cáncer de mama, alteran el tamaño y la forma del pecho, siendo necesario someterse a una cirugía de aumento de senos para poder solucionarlo.

a cirugía de Aumento de pecho, es una sencilla intervención quirúrgica en la que se aumenta el tamaño de la mama mediante implantes de pecho de gel cohesivo, marcado CEE, de primeras marcas internacionales.

Es el tratamiento ideal para mamas pequeñas, asimétricas o con pérdida de volumen después de la lactancia.

En sólo una hora, con anestesia local y sedación en régimen ambulatorio, se consigue el volumen deseado, con un tacto y aspecto natural.

El volumen y forma de las mamas viene determinado genéticamente y se puede considerar que ha terminado su desarrollo a los 17-18 años aproximadamente. A lo largo de la vida de la mujer las mamas van presentando variaciones, aumentando de volumen en el periodo premenstrual y sobre todo durante el embarazo y la lactancia.

 

Indicaciones

La cirugía de aumento mamario es una intervención muy sencilla que permite aumentar el volumen de la mama colocando implantes permanentes. La intervención se realiza en quirófano con anestesia local y sedación o con anestesia general, y dura alrededor de una hora.

Es una cirugía ambulatoria y permite hacer vida normal transcurrida una semana. La técnica para la introducción del implante puede ser periareolar (la más común), axilar o submamaria, y la colocación del mismo puede ser detrás de la glándula o bien detrás del músculo pectoral.

La determinación de la técnica a emplear es decisión del cirujano en consenso con la paciente tras la valoración médica. El tratamiento es realizado en nuestros quirófanos, por nuestro propio equipo de cirujanos, anestesistas y enfermeras en condiciones óptimas de seguridad.

 

Resultados y postoperatorio

Al salir del quirófano tras una opración de un aumento de senos, llevará un vendaje de esparadrapo elástico. Debe adquirir un sujetador de tipo deportivo, sin aros, elástico, con cierre delante o detrás y con tirante ajustable, para colocarlo cuando le sea retirado el vendaje, en la talla inferior a la idealizada antes de la intervención.

Este sujetador deberá llevarlo día y noche durante un mes y medio. Posteriormente se podrán usar todo tipo de sujetadores ya sólo durante el día durante otro mes y medio, siempre sin aro. A los tres meses se podrán usar sujetadores con aro o ir sin sujetador.

A partir del tercer día se comienzan con las sesiones de drenaje linfático manual (masajes), muy importantes para disminuir la inflamación postoperatoria y disminuir los riesgos de contractura capsular. Puede ducharse normalmente a partir de los 4 días, aunque no convienen los baños hasta la retirada de los puntos.

Durante los primeros días se notará un aumento mamario un poco mayor del deseado debido a la inflamación, que irá cediendo a partir de los 15 días. Las prótesis permanecen ligeramente altas al principio, cayendo a su posición natural en el transcurso de los dos primeros meses.

La paciente intervenida de un aumento de senos puede dar lactancia si lo desea, así como viajar en avión o practicar submarinismo. Debe seguir controles ginecológicos habituales como si no estuviese operada e informar al ginecólogo de la intervención que se le ha practicado.