Eliminación de arrugas

Nuestros tratamientos con Bótox

Descripción

Con el tratamiento Botox Complete podrás decir adiós a las arrugas de la frente, el entrecejo y a las patas de gallo, en 30 minutos y sin pasar por quirófano. La toxina botulínica –más conocida como Botox- logra el rejuvenecimiento facial para que te veas más joven y favorecida, sin que los demás noten que te has realizado un tratamiento médico-estético.

 

Qué es

La toxina botulínica (Botox) es una proteína que, infiltrada mediante una aguja muy fina, actúa relajando la musculatura. Al bloquear los impulsos nerviosos, la musculatura se relaja y las arrugas de expresión se van suavizando, llegando incluso a desaparecer. Los resultados del Botox son inmediatos pero no permanentes, ya que duran aproximadamente 6 meses. Después de este periodo, la paciente puede realizarse de nuevo el tratamiento.

Procedimiento

El médico-estético aplica al paciente una crema anestésica en la zona que se va a tratar. Cuando la anestesia tópica hace efecto, y una vez el especialista ha calculado las dosis de toxina necesaria para conseguir la relajación muscular, se inicia el tratamiento. En una intervención rápida (30 minutos aproximadamente), indolora y realizada en la clínica, en la que se inyecta el Botox en el músculo responsable de la arruga.

Mediante microinyecciones se aplica el Botox directamente en el músculo, para relajarlo y conseguir prevenir la formación de nuevas líneas de expresión. El tratamiento es sencillo y prácticamente indoloro.  Los resultados empiezan a hacerse visibles en a los 3 días después del tratamiento. Tiene una duración de 6 meses, aproximadamente, dependiendo del diagnóstico y características del paciente.